Make your own free website on Tripod.com

Lo natural de la Agresividad vs. lo cultural de la Violencia

 

por: Enrique J. Velázquez M.

 

Brío, pujanza, decisión para emprender una cosa y atenerse a sus pejigueras vs. La acción y efecto de atropellar y evadirse, ¿la culturización de la agresión?. Todas éstas definiciones son culturales y sociales. El simple hecho de atenernos a las pejigueras de los actos que cometemos es una respuesta aprendida culturalmente. Mi naturaleza frente a una situación no es la misma que la respuesta natural de otra persona que haya sido entrenado social y culturalmente diferente a mí.

Una persona violenta no tiene necesariamente que ser una persona psicotica ya que lo psicotico es una visión cultural de un comportamiento. Es posible que la violencia pueda ser interpretada como un acto natural de preservación de una especie. Por ejemplo, los oficiales nazis que violentaron los cuerpos y vidas de los europeos que ellos consideraban dañinos a los mejores intereses de la humanidad eran por lo general personas amables e incapaces de violentar en cualquier tipo de situación que ellos entendieran que no amenazaba el balance natural de la especie humana.

Pero, de igual modo, son estas definiciones y tergiversaciones que la culturización y los seres humanos damos a las cosas. Es algo ambiguo y laberíntico eso de definir lo que es natural y lo que no lo es. Claro que violar a una mujer o caerle a bastonazos a una persona porque nos esta vulnerando desquiciantemente la existencia no es lo que uno entendería por natural. Pero después de todo la definición de lo natural se la damos de acuerdo al tipo de cultura que tengamos.

En nuestra sociedad está bien visto que una mujer encamine a un jovencito menor de edad en el arte del amor. ¿Pero si en vez de ser la mujer a un jovencito fuera un hombre a una jovencita?. Nuestra respuesta a lo natural sería diferente. Sin embargo en Japón la visión sería igual para con los dos ejemplos. Para nosotros sería un problema de psiquis el hombre que lleve una niña de 13 años a la cama. De hecho, lo encerraríamos en una jaula por un tiempo prolongado. Mientras que en una cultura como la japonesa sería considerado un desviado sexual el hombre que rechace un ofrecimiento de tal naturaleza.

Es de mi entender que el ser que tergiverse su potencial de agresividad en detrimento de otro ser es un maligno y que rompe con los mejores intereses de convivencia colectiva. Pero, no deja ésta de ser mi visión culturizada de la situación.

Es, por ende, la misma situación de los oficiales nazis. Están respondiendo a su situación particular de entrenamiento sociocultural. Pero sería imposible, por lo menos desde un punto de vista antropológico social, trascender lo culturalmente aprendido para entrar en una definición natural de lo natural. Tal y como sería imposible que un descabezado en la guillotina nos diga si es dolorosa, inhumana y degradante la sensación de la guillotina al desmochar su cabeza del resto de su cuerpo. El entrenamiento social al que somos sometidos nos enajena de la opción de lo natural. Inclusive, cuando rehusamos continuar nuestro comportamiento aprendido por un comportamiento que entendemos natural, o sea, que decidimos complacer nuestro Eros, lo hacemos desde otra concepción de lo cultural. Sólo que de una concepción mayoritariamente poco aceptada y des-reconocida.

¿Es el placer sexual un placer natural?, ¿o lo natural es la necesidad de reproducción con la consecuencia del placer? ¿A caso una cancela la otra?. ¿Qué tal si la naturaleza decide quitarnos ese placer como método de controlar la sobrepoblación?. ¿Es lo natural lo mismo para todos?. ¿Es la homosexualidad contranatura?.¿Qué tal si lo que es placer para mi es angustia para otro?, ¿cancelaría eso su condición natural?. ¿Y que tal el matar un desgraciado que nos esta desequilibrando psicóticamente la existencia?.

Las respuestas a estas preguntas sólo se pueden dar desde un perspectiva cultural. Por lo que no le puedo responder la pregunta desde una visión de lo natural no cultural.

El puto, perdón, el punto definitorio de lo que es natural y lo que es cultural es tan naturalmente cultural, ya que no es tangible, que sólo encuentra validés es la capacidad individual de cada ser. La mierda es, según mi percepcion cultural de que la mierda es desagradable, que insistimos en definir por los demás.

El individuo es producto de su sociedad y cultura. La sociedad nos toma al nacer, como organismos vivos pero sin formatear, y a través del trato e interacción, durante el crecimiento, comienza un proceso de programación funcional. Aprendemos a complacer nuestro Eros de manera socialmente aceptada, de acuerdo a la cultura o subcultura que nos rodea. El problema, entonces, surge de que al condicionar la satisfacción a una aceptación social desatendemos, crasamete, al individuó.. Eslabón fundamental del colectivo.

:La diferencia entre la agresividad y la violencia es por ende un diagnóstico. Decir que la agresividad es lo natural y la violencia lo no-natural sería adoptar una posición sociocultural. Llamar violencia a ciertos tipos de agresividad sería caer en el círculo vicioso de etiquetar según las necesidades de los pocos que tienen el dominio de los medios de producción y validación de los mismos, por lo que la diferencia entre agresividad y violencia no es según la necesidad o naturaleza del ser, sino según lo que conviene al buen funcionamiento de las instituciones que sostienen el poder de quienes dominan esos medios. Por ejemplo: yo no puedo comprar un pote de "Mistolín" un domingo en una farmacia, debido a la ley de cierre. Pero, debido a la frustración de la cual podría ser víctima, podría ir a una barra ese mismo domingo a darme un palo de ron.

Así que agresividad y violencia son etiquetas definidas según la necesidad de cada grupo de dominación en la definición cultural de cada cual. El diagnóstico será según cada grupo lo estime conveniente.

El problema de la violencia es meramente interpretativo. Cuando una persona transgrede las normas socioculturales no son tratados por su condición de desentrenados sociales en necesidad de un reentrenamiento como individuos distantes al colectivo. Estos son tratados como estorbos que deben ser alejados ya sea en cárceles o en manicomios, dependiendo de la interpretación social que la cultura afectada le dé. Los estudiosos del hombre han creado esa nosografía que trata de utilizar para validar o desvalidar su diagnóstico.

Pero pregunto yo: si soy amo y señor de mi propio mundo ¿no tendría yo el derecho de diagnosticar aún en contra de lo establecido por la sociedad que me rodea? ¿no tendría yo el derecho de diagnosticar mentalmente insanos a todos los que me rodeen? Creo que sería una nosografía alternativa.

Supongo que lo ideal sería dejar que el individuo exprese su propia naturaleza como sólo él mismo la puede validar, ya que sería la única forma de armonizar al individuo con la colectividad sin que esto signifique la desarmonización del individuo con la colectividad.

 

Resumen: la violencia es la visión de una cultura específica donde el individuo no es el centro de importancia social, sino su comportamiento según programado.

 

 

Log2Pulg.gif (5814 bytes)