Make your own free website on Tripod.com

Nacionalismo en Puerto Rico

 

Tomando en consideración las teorías sociológicas sobre el nacionalismo;

1- ¿Enqué sentido es  Puerto Rico  una nación?

 

La nación puertorriqueña existe debido al imaginario colectivizado de esta noción. Un Imaginario que al momento de ser asumido por el colectivo, adquiere una aparente corporeidad. Esto debido a la necesidad psicológica de los individuos a interiorizar actitudes sociales de su medio ambiente como herramienta de sobrevivencia.

Puerto Rico es un colectivo culturalmente definido carente de un estado nacional soberano. Gozamos de una cultura cívica común. Un colectivo que comparte una diversidad de manifestaciones folclóricas que comienza a trascender los limites territoriales.

El reconocimiento de una identidad nacional es, para la mayoría de los puertorriqueños, el imaginario nacional no más allá de lo cultural. No va más allá del reconocimiento de no ser otra cosa. Pero, ¿es esa definición carente de dinamismo lo que nos define a todos? Sin duda alguna no.

La nación es una construcción socio psicológica producto de una evolución histórica constante. Pero también es un proyecto dinámico producto de las reflexiones, prioridades y opciones socioeconómicas, son también las aspiraciones de un movimiento unitario a todos los niveles funcionales de quienes lo asumen, y existe sólo mientras existan personas que lo asuman. Y se asume porque se reconoce su utilidad socio psicológica, de vehículo para alcanzar metas comunes.

 

No se puede ser puertorriqueño porque no quede remedio. No se debe confundir nacionalismo con patriotismo territorial. La puertorriqueñidad debe basarse en el resultado de un análisis individual de quienes se sienten afectados por ese imaginario y están dispuestos a trabajar ese proyecto.

La historia juega un papel muy importante en el proceso formativo de una nación. Ya que al mirar hacia atrás, pero desde el presente, vamos reconociendo los motivos intencionales por los cuales fuimos formando un colectivo diferente al que nos originó. La historia es la crónica de una realidad inventada para validar un proyecto.

Pero no nos olvidemos que la "historia" la escriben los genocidas. En el mejor de los casos, la rescatan algunos derrotados que más que la verdad buscan la reivindicación. Aquellos que buscan rescatar algo y para ello necesitan de unas bases reivindicadoras para que sus derrotas sean martirizadas. La Historia justifica acciones en el presente. Inclusive, la historia está compuesta de mentiras que el tiempo ha añejado a verdades. La historia es una excusa. La cual, a falta de un proyecto dinámico y asumido, sólo nos daría el imaginario de ser lo que somos por el simple reconocimiento de lo que no somos. Una visión puramente nostálgica y tradicionalista dentro de un contexto territorial. Folclor.

2- ¿Porque hay personas, como el gobernador de Puerto Rico, Pedro Rosselló, que niegan que Puerto Rico sea una nación?

 

La visión nostálgica y tradicional, dentro del marco territorial, como metáfora del folclor, crea un vacío al momento de concretizar las prioridades, opciones socioeconómicas y las aspiraciones de un movimiento unitario a niveles funcionales. Debido a que esta visón del imaginario nacional a dejado de ser producto de un proceso reflexivo consiente, y de la asunción de un proyecto responsablemente delineado y asumido, no tiene otra utilidad que la identificación fenotípica de un colectivo. Esto crea la necesidad, en los individuos que conforman el colectivo, de buscar una alternativa, tangible, que llene ese vacío, insertándose a un imaginario que responda mejor a los retos de su medio ambiente inmediato.

 

En el caso de Rosselló y compañía, por mencionar los aludidos en la pregunta, ven en el proyecto americano las respuestas a sus necesidades y aspiraciones. No reconocen la existencia de un proyecto nacionalista puertorriqueño consiente y tangible, por lo que asumen el americano. Estas personas promulgan el contra-imaginario nacional puertorriqueño, mediante la injertación de los puertorriqueños al proyecto norteño, creando así la visión de que no somos un proyecto nacional real o capaz de cumplir con nuestras necesidades. Más allá de su estribillo, "Español, cultura y bacalaítos fritos", lo cual asumen como una mera casualidad folclórica por cuestión de natalidad, no reconocen la puertorriqueñidad. En todo caso, le atribuyen a la diferenciación puertorriqueña las mismas diferencias que pueden existir entre los diferentes Estados que componen el imaginario americano. Por lo que son americanos como resultado de su supuesta reflexión, aceptación e injertación al proyecto americano, de su transplante y adaptación psicológica a ese proyecto.

 

3- ¿Cual es la relación entre el nacionalismo puertorriqueño y la nación puertorriqueña?

El Nacionalismo puertorriqueño es un proyecto político-cultural que se encamina a crear la nación puertorriqueña como vehículo de trabajo y lucha económico social del colectivo.

El nacionalismo puertorriqueño es la lucha por la justicia social y la evolución de un colectivo en su inserción a los métodos de desarrollo mundial desde una perspectiva propicia a las condiciones locales. El producto de este proyecto es la nación puertorriqueña.

No es nuestra negación a lo extranjero por ser extranjero la razón de ese proyecto, sino la modificación de conceptos necesarios adaptados a nuestras necesidades particulares colectivas a través de nuestros conceptos jurídicos, simbólicos, ideológicos y sociales.

 

4- ¿En qué formas nos ayudan estas teorías a entender el nacionalismo en Puerto Rico?

Como nación, Puerto Rico tiene ya un carácter propio. Pero el complejo de inferioridad, creado por 500 años de colonialismo, durante los cuales nuestra autoestima colectiva a sido atacada tan vilmente, no nos permiten ver la capacidad de nuestra gente a proveernos nosotros mismos las condiciones que propicien nuestro bienestar. Estas teorías nos ayudan a esclarecer los porqué de las formas que ha tomado el proyecto nacional en Puerto Rico. Porqué de concepciones de que "Puerto Rico no era un pueblo grande, fuerte y poderoso"como una triste verdad, pero que "no había que darse por vencidos sino tratar de salvar la patria dentro de la nueva nacionalidad" (Coll y Toste). O la de la estadidad como búsqueda de refugio de los primeros lideres obreros ante la clase dominante hispanofila y autonomista.

De igual manera nos dan una visión más clara de lo que es el nacionalismo y su utilidad. En el contexto puertorriqueño.

Log2Pulg.gif (5814 bytes)