Make your own free website on Tripod.com

 

La Felicidad Resiganada de un Pueblo.

Por: Enrique J. Velázquez M.

 

A la pregunta de si Puerto Rico es una sociedad en busqueda de su felicidad o una sociedad resignada, mi respuesta es sencilla; Español, cultura y bacalaitos fritos ... (1)

______________________________________________________________________________________________________

Nota al calce :

(1) Las necedades sociales derivadas de la estrechez analítica, sumisión política y económica y un deseado asimilismo como contrarrestación a la instituciona-

lización colonial de su sentimiento de inferioridad,

han permitido quela resignación sea nuestro objetivo de felicidad

nacional. La sacralizan. Pero todos, en algún momento, sienten estar en busca de ella, substrayéndole o recopilándole según la conveniencia particular.

La actual etapa de resignación nos puede definir como una sociedad que no está conforme con lo que posee, ni puede estarlo porque las acechantes promesas de mayores problemas son incuantificables e incontrolables. Al desplomarse los fundamentos de una sociedad propia, y dado que los sistemas cotidianos de asimilación nos ofrecen una realidad artificial mejor(como el ambientizador artificial), se produce una situación de irresponsabilidad social (des)organizada. Frente a ella, nadie propone una alternativa atractiva que nos haga al menos cuestionar nuestra condición de resignados.

 

La (in)felicidad social es un designio cuyas irradiaciones se forman y existen en la brega cotidiana y no se pueden desentender de las condiciones e intensidades que compaginan esa cotidianidad.

Según en "El Nuevo del 9 de octubre de 1998,en Puerto Rico se han perpetrado 7,545 asesinatos en los útimos 10 anos. Esta cifra es mayor a la de Irlanda, Beirut y Palestina juntos en ese mismo periodo. Países que sabemos están sumidos en guerras civiles y de liberación. Ó sea, que vivimos en una guerra civil no declarada. Sin embargo ésta cifra de por sí, no es síntoma de una sociedad resignada, sino la indiferencia a esta cifra.

Las personas en su sano juicio no se levantan en las mananas. Los desquisia lo cotidiano; el hiriente calor en los tapones desde temprano en la manana, el tecato que limpia(ensucia)nuestros parabrisas en los semáforos, el guardia que se desquita con nosotros sus problemas conyugales,la insensibilidad humana de nuestros políticos,el tener que recordar poner bien el candáo de la reja,las Medallas a $1.25, la guagua que nunca llega, la tala de árboles en pro del "progreso",la filas en las agencias del gobierno,la venta de la telefónica,los desquiciantes rugidos de los sistemas de autoabastesimiento de electricidad, los controles de acceso, los carros americanos, los servicarros y las colás por el carril de paseo en el trafico pesado, los 25 chavos pa' salir de Monte Hiedra,la administración de la educación universitaria, los suicidios de tres tiros en diferentes lados de la cabeza de las esposas de los guardias, el café de los come y vete, el tiempo que hay que esperar por unos huevos fritos en Dennis',los vecinos chismosos, la sustitución del "sexo, drogas y rock & roll" por el "S.I.D.A., Crack y Underground", los(as) jefes(as) hostigadores(as), el Banco Popular, las dos Susan Soltero(la del tiempo y la columnista de periodico),la realidad de Puerto Rico según la Honorable Norma Burgos,el emblema de la Fuerza de Choque, levantarse temprano para ir al trabajo,los $40,000,000, la prepotencia de los riquitillos al pedir que los atiendan primero, Ashley,"Pan, Tierra, y Liberta","lo mejor está por venir", Rubén Berrios,las llamadas de larga distancia de tu cuenta de teléfono que jamas hiciste,el carril reversible, los guardias dirigiendo el transito,los telemaratones,los pamper's cagaos flotando en las playas,el tren urbano, los 1-900..., las tumbacocos,los presentaos en los accidentes, los racionamientos de agua y los 51 oasis de Perfecto Ocasio,los marbetes," ...aquí nadie diría que ha pasado un huracán...", "a Fuego",Mónica Lewinski,la topografía lunar e hidrología de las carreteras, el Súper Acueducto,Burbujita, el azul marino en la bandera de Puerto Rico,"Clamor a Dios", "la co'may", "el amolao" el eterno incremento en las tarifas de cable tv, Ismael Fernández,"Puerto Rico lo Hace Mejor",el correo basura, los teléfonos publicos,las canciones navidenas de José Nogueras, los canales religiosos, el manatí Moisés, los anuncios de "Me Salvé", Ricky Martin, Mercedes Rodriguez en las noticias a las doce, los listados desquiciantemente extensos etc., etc... ejemplos de nuestra cotidianidad que promueven, en el mejor de los casos, nuestra vocación de exilio y en el peor de los casos el proscripción del "Eros" en nuestro diario vivir.

 

Lo cotidiano es desquisiante en nuestro país.Nos crea una sensacion de impotencia individual, y colectiva, que nos hace hervir los sesos. "No se va a lograr nada con quejarse" es una frase que denota resignación muy comun entre los cobardes de todo tipo.

El colonialismo es la esencia de este problema, ya que es una norma de conducta ampliamente difundida por los sectores dominantes aparacitados al colonizador, que logra distorcionar la vision colectiva e individual de los puertorriquenos y mucho menos alluda a la superacion del setimiento de inferioridad que este mismo produce.

"Solos no podemos". No se puede alcanzar la felicidad de un pueblo sin una auto valorización positiva y una conciencia politica que la reafirme. Y no es que no se haya intentado. No son pocos los que han llegado a dar sus vidas en aras de la felicidad de este pueblo. Pero son neutralizados con pura retorica partidista, pero que cava hondo en las mentes de las personas que en su caracter adoctrinado de perdedores se refugian en momentos de felicidad y euforia al asumir como suyos los triunfos electoreros de los partidos politicos.

Tenemos que vincular nuestra felicidad colectiva con la afirmacion de nuestra identidad. No podemos ser felices si pensamos que somos inferiores. Tenemos que entrometernos es nuestra historia y escribir nuestras propias páginas, con lo que nos de la gana.

En resumen. Somos un pueblo resignado, no por lo cotidiano en sí, sino por las condiciones que abonan el terreno para que lo cotidiano se desarrolle de la manera terjiversada en que se desarrolla, causando los efectos desquisiantes que causa y la identificacion que tenemos hacia los colaboradores de la crisis de identidad y sus veneficiarios...

 

Log2Pulg.gif (5814 bytes)