Make your own free website on Tripod.com

Juzgan a tres huelguistas de la PRTC

 

sábado, 12 de diciembre de 1998



Por BIBIANA FERRAIUOLI SUAREZ
DE EL NUEVO DIA

 

DOS DE los policías que declararon ayer en el primer día del juicio contra tres huelguistas telefónicos sobre los violentos incidentes de junio pasado en las instalaciones de Metro Office Park, en Guaynabo, incurrieron en importantes contradicciones en la sala 604 del Tribunal de Bayamón ante el juez Heriberto Sepúlveda.

El fiscal Jesús Peluyera presentó como testigos al sargento Carlos Aguilar, quien realizó la investigación de los hechos, pero no los presenció, y a los policías José Acobe y Jorge Quiles, ambos de la Unidad de Operaciones Tácticas (UOT), quienes sí estuvieron presentes en el incidente.

Según el testimonio de Aguilar, en los predios de Metro Office Park, antes de la llegada de los gerenciales, las autoridades intentaron persuadir a los manifestantes a que permitieran que los gerenciales entraran a trabajar.

Pero al no lograr el objetivo, tras conversar por media hora con los manifestantes, se ordenó la intervención de la UOT.

"CUANDO LOS gerenciales iban a entrar a trabajar los huelguistas se amotinaron frente a la entrada obstruyendo el acceso de trabajo. Los agentes de Operaciones Tácticas entraron en posición de cuña y empezaron los golpes", sostuvo el sargento Aguilar, quien luego agregó que él no vio "lo que sucedió allá dentro".

El Coronel Héctor Quiles Acevedo asignó la investigación de los hechos al sargento Aguilar. Este procedió a entrevistar a los heridos tras el incidente, entre los cuales figuran los tres acusados.

Contra los imputados, Enrique Velázquez Marrero, Miguel Aponte Castillo y Jason Pizarro de Jesús pesan cargos menos graves por alteración a la paz, y obstrucción a la justicia. Pizarro de Jesús también está acusado por violación a la Ley de Armas.

Aguilar indicó que tras entrevistar a los heridos, ahora acusados, se dirigió a los agentes de la UOT y que ese mismo día, el agente Quiles y el agente Acobe le señalaron que ocuparon dos cuchillas. Una de ellas -color negra- alegadamente era propiedad de Pizarro de Jesús.

La otra alegadamente pertenecía a Raúl Santana, quien no ha sido acusado. Santana recibió una golpiza a manos de los policías de Operaciones Tácticas y la fotografía de su cuerpo ensangrentado circuló internacionalmente como una de las imágenes representativas del conflicto. La defensa ha intentado, sin éxito hasta el momento, citar a Santana como testigo.

TAMBIEN, AGUILAR indicó que cuando le preguntó al agente Quiles cómo se lastimaron los huelguistas acusados éste contestó: "se caen y se golpean la cabeza debido a lo estreho que es el lugar".

Sin embargo cuando el licenciado Hiram Meléndez de la defensa, interrogó al agente Quiles sobre los hechos ocurridos, este expresó:"Supe de heridos tres días después por la Prensa". Asimismo alegó que empujó a Pizarro de Jesús con el rotén porque temía por su vida. Alegó que el huelguista portaba una cuchilla en la mano derecha.

El juicio se suspendió a eso de las 5:00 de la tarde, debido a que los abogados defensores Meléndez y Graciany Miranda de marzo deand pidieron al juez Sepúlveda tiempo para conseguir una copia de vídeo "crudo" de los sucesos, ya que entienden que el vídeo entregado por la Policía "no está completo". El fiscal Jesús Peluyera accedió. La continuación del juicio fue pautada para las 2:00 de la tarde del lunes.

Más notcias en

endi.gif (2476 bytes)

 

 

Log2Pulg.gif (5814 bytes)